Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies.
Más info. ACEPTO

6 frases que solo dicen los niños que son bien educados

Criar y educar, no es lo mismo. Cuando criamos a nuestros hijos, nos aseguramos de que no les falte un plato de comida, ropa, una cama en dónde dormir y todo lo necesario para vivir bien; pero educar es una tarea aún más ardua que implica involucrarse de una forma más estrecha y comprometida.

Educar implica una responsabilidad enorme, porque estamos formando adultos que en un futuro tomarán decisiones y aunque no lo veamos hoy así, la manera en la que eduquemos, hará que estos futuros adultos tomen decisiones acertadas o equivocadas.

Esto lo sabemos muy bien los padres, ¡educar es una tarea muy difícil! Educar tiene que ver con enseñar valores, respeto, solidaridad, gentileza y consideración por el prójimo. Explicarles a nuestros hijos que deben pensar en los sentimientos de los demás, o de que todas las personas con quienes se relacionen merecen respeto, implica un trabajo arduo que debemos repetir sin descanso.

La buena noticia, es que cuando educamos en valores de manera insistente, finalmente obtendremos los frutos de nuestro empeño, porque habremos traído al mundo seres de bien, con conciencia social y capaces de tener sentimientos positivos.

Algunas pocas palabras que enseñaremos, pueden marcar la diferencia. Es increíble cómo con un “por favor” o un “gracias” estaremos transmitiendo tanto. Enseñemos a nuestros hijos el valor de estas 6 palabras tan importantes.

1) “Buenas tardes” – “Buenas noches”.

Aunque no lo parezca decir “Buenos días”, es bastante más común que expresiones como “Buenas tardes” o “Buenas noches”. No todos los niños saben que estas expresiones existen y muy pocos las utilizan.

Enseña a tus hijos el valor de palabras tan sencillas y que abren las puertas en todos los entornos. Estas expresiones de respeto son muy valoradas por todos.

2) “Por favor”.

¡Qué maravillosa palabra es “por favor”! Es casi una garantía de que vamos a obtener lo que necesitamos, porque es como la llave para abrir la buena voluntad de la gente.

Nadie quiere sentir que lo presionan o que le exigen hacer algo. Podríamos resumirlo en el viejo refrán “se atrapan más moscas con miel que con vinagre”, haciendo alusión a que, con buenas maneras, se pueden obtener más y mejores cosas. Para lograrlo, enseña el inmenso valor de pedir todo “por favor”.

Fuente: Google

3) “Gracias”.

Esta palabra mágica, también está muy ligada al “por favor”. Ser agradecido, es una de las principales virtudes que buscamos en una persona. No hay nada peor que subestimar la ayuda que hemos recibido y no agradecer a quienes han tenido la buena voluntad y predisposición para ayudarnos.

Sabemos que es una palabra que nuestros niños escuchan todo el tiempo, pero sigue siendo importante remarcarles la importancia de decir “gracias”. Ellos también te lo agradecerán.

4) “Permiso”.

A diario vemos a gente adulta ir por la vida como si todo les perteneciera, sin tomar en cuenta los derechos de los demás. Esta falta de consideración hacia el prójimo, es realmente una mala característica de estas épocas que vivimos.

No podemos pensar que todo se puede obtener sin el permiso de otros. Enseñemos a nuestros hijos el valor de pedir “permiso”, que es también un signo de humildad.

Pedir permiso, es también una demostración de que tomamos en cuenta al otro y que tenemos presente que algo que podemos hacer puede molestar o puede caer mal. Si tus hijos utilizan esta palabra, puedes darte por orgullosa.

5) “Perdón”.

Todos podemos tener un mal día y los nervios a veces nos hacen decir cosas de las que después nos arrepentimos. A los niños también les pasa, de modo que; al igual que los adultos, deben aprender a que cuando se cometió una falta, se contestó de mala manera o dijimos algo fuera de lugar, disculparse es lo primero que debemos hacer para enmendar nuestra falta.

Es fundamental que los niños entiendan el valor de esta palabra, en especial, porque pedir perdón no suele ser fácil como decir “Buenos días” o “gracias”.

Pedir perdón es reconocer el error y ese es un trabajo que debemos hacer sobre nosotros mismos. Demos el ejemplo, pidiendo perdón a nuestros hijos cuando también tenemos una mala respuesta o si hemos cometido una injusticia. Como padres, seremos siempre el mejor ejemplo.

6) “Tienes razón”.

Otra frase muy poco usada ya sea porque no se enseña, o porque es difícil de decir. Decirle a alguien “tienes razón”, muchas veces es admitir el propio error, y no todos estamos dispuestos a hacerlo.

Pero si enseñamos a nuestros hijos a razonar y les explicamos por qué hemos tomado algunas decisiones, estarán más dispuestos a admitir que estamos en lo cierto – siempre y cuando de verdad lo estemos, claro está – y así, podrán incorporar estas palabras con mayor facilidad.

Hemos visto ejemplos de expresiones que simplemente hacen a la buena convivencia y a las normas básicas de educación. ¡Qué importante es que todos las respetemos!

La educación no tiene que ver con haber leído muchos libros o tener un diploma universitario. Eso es la formación académica. La educación es respetar, agradecer, pedir con buenos modos, tomar en consideración al otro. Ser educado, es ser considerado y no creer que todo se limita a nosotros mismos, sino que existen otros que merecen ser tenidos en cuenta.

¡Eduquemos a nuestros niños para que sean personas de bien! Ellos, con el tiempo, nos lo van a agradecer y a su vez, también lo harán con sus propios hijos.

Si estás de acuerdo, comenta y comparte.



Deja tu comentario sobre lo que viste



serfeliz.life - Historias hermosas que merecen ser contadas.



Políticas de privacidad